Sociedad del Conocimiento: ESQUEMAS               << () >>
Por Julio Alberto Rodríguez.

 

 

  • Observaciones para establecer diferencias necesarias.
  • ¿Que hace de la sociedad un sistema de conocimientos?
  • Visión de conciencia, supervivencia y civilización humana.
  • Trampas corrientes de la especulación en el conocer.
  • Esquemas para una civilización real del conocimiento.
  • La relación sistémica entre lo natural y lo artificial.
  • ¿Cual es el camino hacia la sociedad del conocimiento?

(En formato PDF:)

- Observaciones para establecer diferencias necesarias.

¿Que puede llegar a ser una sociedad del conocimiento?

Al explicar lo que puede ser una sociedad cognitiva, es necesario establecer parámetros de clara referencia en convergencia y divergencia con fundamentos y fines, los que permitan y establezcan una definición formalizada de aproximación.

Sin una formalización cercana, se puede denominar sociedad del conocimiento a cualquier sociedad humana, tales como: 

·        la antigua Grecia, 

·        la educación organizada y mecánica del industrialismo,

·        la educación masiva, artificial y jerárquica de los ciudadanos en occidente, 

·        la capacidad de las multitudes para el uso de la información artificial (Informatización)

·        el uso de las redes de comunicación internacional, organizadas para informar bajo un orden  de especialistas con el entorno de tecnologías avanzadas y dar lugar a "mundo globalizado".

Pero, en realidad todas estas, son variaciones especulativas que desvirtúan lo que puede y debe llegar a ser una sociedad del conocimiento.

Todos los actores influyentes de cualquier sistema político o económico en el mundo; pertenezcan estos al mundo conceptual imperial o unipolar de occidente o a los otros de tercer o cuarto mundo, ofertan la sociedad del conocimiento para nuestro cercano futuro. Unos más que otros tienen graves errores básicos respecto a la posible y potencial realidad del conocimiento humano en acción dinámica con una realidad social específica y con el entorno natural que permite la evolución. 

Se habla por ejemplo, de cambio de estructuras en lo económico, educativo, político y social. Cambios producidos por la nueva tecnología, donde la "información" y desde allí el conocimiento especializado a gran escala toma el control  de todos los aspectos de la vida productiva.

Para descubrir la brutal engañifa a la que todo el mundo esta sometido en esto de las sociedades con diferente nombre, (información, redes o conocimiento) vamos a definir las sociedades agrícolas e industriales, no solamente como tales sino fundamentalmente como manipulaciones de especulación propios de  sistemas económicos que ha regido siempre como dominio por encima de ellas, es decir esas formas básicas de definición productiva fueron y son claro, sociedades circunscritas a estructuras:

  • Económico agrícolas y
  • Económico industriales.

Ahora bien, dentro de los parámetros de la sociedad económico industrial surgen hoy manifestaciones tecnológicas más avanzadas, que bajo el afán económico de mayor "efectividad y competitividad" pasan ser medios propagandísticos de ejemplo hacia un nuevo y diferente desarrollo humano con ayuda de los medios técnicos:

  • Económicos de información
  • Económicos de redes

Por ello se habla de la sociedad de la Información, la sociedad de las Redes y sobre la posible sociedad de Conocimiento. Pero señores, entiéndase que seguimos sometidos y con más efectividad al control del dominio económico. Y por ello, bajo este marco de pretensiones de cambio seguramente se llegaría a sociedades:

  • Del control hegemónico económico del conocimiento humano.

Es decir de elites parásitas que controlan el pensar y el sentir del ser humano. En esto, el ser humano pasaría a ser, además de esclavo de su tiempo y de su trabajo, un esclavo mental, al servicio de cualquier sistema económico. La verdad es que esta sobrecogedora realidad ya se hace actual en las sociedades "más avanzadas" o de riesgo global.

Se observan ciudadanos tanto atemorizados ante los riesgos en los que viven, y pasando a ser idiotas culturales con fantasías implantadas o virtuales lejos de su realidad diaria, por lo que su evaluación de la realidad dista mucho de la realidad viva y cosmológica en la que deberían existir, la cual es asesinada diariamente y/o se acumula en un entorno de artificios traumático.

Por ello una sociedad real del conocimiento no puede ser una sociedad de:

  • falsificación informática, creadora de un mundo artificial.
  • mercado privado/estatal regulador o adoctrinador del conocimiento.
  • control económico del conocimiento.
  • dominio tecnológico sobre el conocimiento.
  • la instrumentación jerárquica del conocimiento.
  • la simple especialización del conocimiento.

- ¿Que hacen de la sociedad un sistema de conocimientos?

Las fantasías de supremacía económica o tecnológica, dominando sobre el sentido común humano de la vida, no pueden llevar a una sociedad neta de conocimiento. Esas fantasías dejan de serlo cuando el ser humano que esperaba los milagros de esa estructura de seres encajonados, descubre, por el contrario, que queda maniatado al sistema que controla su ser, su sentido de vida y su "realidad"  mental y física bajo una especie de droga a la que lo acostumbraron. En ese sistema artificial, este ente vive, trabaja, sueña y muere sin descubrir la motivación humana creadora que le dio la vida.

¿De que nos sirve una "sociedad del conocimiento" de "alta competitividad" o de "servicios en alta tecnología" cuando sus ciudadanos son instrumentos primitivos víctimas de lo económico, y pasan a ser analfabetos de su entorno natural o de su supervivencia motivadora, así como se convierten en analfabetos culturales de su ilimitada realidad cosmológico/natural?

¿Como se podrá parar esa avalancha de errores de legitimidad, cuando la generación, difusión, apropiación e utilización de la información y desde allí del conocimiento articulado al "milagro" de la alta tecnología se acondicionan al afán "divino" de la economía, con acelerada especulación para dar lugar a una estúpida riqueza material y una pobreza suicida que hace masiva la desesperación?

¿Para que sirve la economía de competencia y la tecnología de sometimiento, dominando el entrenamiento del ser humano de esas sociedades que en realidad pasan a ser sociedades de zombis, de muertos vivos o de sepulcros blanqueados?

Ya que el conocimiento esta en la mente de cada individuo y cada individuo tiene la posibilidad de adquirir capacidad vital plena de raciocinio, sentido común y de allí su libre albedrío, es fundamental que cada individuo en su particularidad potencial única, pueda desarrollarse en armonía con su entorno real, natural y social, libre, sana y soberanamente.

Toda sociedad sometida a la angustia de lo material, ( psicopatología de lo económico) impulsada por actores influyentes (poder económico) y sus gobernantes (poder político) , es una sociedad que escupe cosas, no seres con vida, acelerada por la codicia se convierten en artículos de producción competitiva, sean estos vivos o no vivos, sean estos humanos o cibernéticos.

La oratoria del hombre libre, del hombre democrático o del progreso humano, es una trampa colectiva que susurra absurdos y mentiras de los ya aborregados para aborregar al resto de ese mundo aun denominado humano.

Una sociedad como un sistema abierto de conocimientos se conforma cuando cada uno de los miembros de esa sociedad y todos en conjunto se dedican a observar, estudiar, entender y practicar su entorno natural, frente a un entorno creciente artificial, en todas sus facetas y sus proyecciones, así como su entorno social como un generador de hermandad y evolución humana.

Si se entendiera la riqueza de nuestro entorno natural (biosfera) con la riqueza del entendimiento como visión cognitiva e integral de la vida; poco tendría que ser transformado, casi nada necesitaría ser producido por las cadenas mecánicas de producción. El ser humano dejaría de tener miedo a no disponer de bienes, de ser esclavo de otros hombres o de su egoísmo, codicia y avaricia; Pues su bien claro y permanente es el profundo conocimiento de la vida y de su entorno.

Una potencial y real sociedad del conocimiento:

  • Hace que todo el universo de conocimientos este disponible en forma generosa y al alcance de todos sus ciudadanos.
  • Prepara y libera a cada uno de sus ciudadanos y deja que el libre albedrío individual decida sobre la conducta de cada cual y cada cual decida sobre su participación social posterior.
  • asegura los derechos básicos para todos en conocimiento, alimentación, salud, educación y vivienda, sin condición alguna. Estos son derechos básicos para todos.
  • No somete al ser humano a ningún sistema de opresión sea este económico, tecnológico o político y menos militar. Lo despierta más bien en la consciencia de su integración ecológica, camino a sus nuevos saltos evolutivos.
  • Desarrolla la hermandad, la solidaridad, la generosidad y el sentido común como principio básico de la estructuración y la dinámica cognitivo social. Lo cual implica la desaparición de toda desigualdad o jerarquía social.
  • Conoce, aprende y trasciende del sistema natural. Lo artificial es útil únicamente cuando no origina disturbios en la salud de la biosfera o la del ser humano, tanto en lo mental como en lo físico.
  • No compite con otras sociedades por el afán de poder, asegura sí, que su existencia esté garantizada por el amplio, universal e inamovible saber de sus ciudadanos. Y con ello llega a ser generadora del mismo beneficio para cualquier otra sociedad que quiera seguir este ejemplo.

- Visión de conciencia, supervivencia y civilización.

Los tres fundamentos para esta real sociedad del conocimiento están en:

  • el grado de nivel de conciencia,
  • la capacidad de supervivencia
  • y la visión civilizada de compartir la vida.

Adquirida por cada ser humano que la compone como bien fundamental, que al integrarse con el resto, no encuentra en ellos la mínima amenaza.

La hermandad humana surge de la comprensión y admiración por la libre y creadora labor diaria sin explotación. Labor de cada cual, no motivada por lo instrumental sino por la vida compartida y disfrutada bajo la comprensión espontánea, colectiva o individual y por iniciativa individual propia.

En las civilizaciones no industriales o autóctonas, existen o han existido practicas y razonamientos tanto instintivos como gradualmente conscientes, respecto a la relación en la calidad del medio ambiente externo con la calidad del interno o mental, el mantenimiento de la condición original o natural y la necesidad de un acertado grado de cuidado del entorno natural y con ello la salud de sus sociedades. Esto para evitar, los riesgos inmediatos o posteriores de perder definitivamente los bienes naturales y proporcionales obtenidos bajo perspectivas de espacio y tiempo específicos y/o para evitar las catástrofes que estas condiciones podrían originar. Este sentido común o conciencia de la realidad dinámica del entorno, se habían desarrollado en el ser humano, como algo inherente, sano y armónico a sus relaciones con la naturaleza.

Bajo La problemática de una sociedad de riesgos en la civilización aun dominante hoy, se puede llegar a una modernidad reflexiva. Esto es, hacía una forma de buscar soluciones a las consecuencias probables pero, se cree,  no inevitables. Este planteamiento no da un marco de referencia consecuente para un desarrollo humano sostenible y con premisas evolutivas. Un marco de referencia de la magnitud de éste, además de reflexivo, debe ser emergente y trascendental, y tiene que estar en relación con nuestra forma de pensar, de supervivir y de actuar.

Es en conjunto con la dinámica ecológica de nuestro entorno natural que podemos evolucionar, entorno que para ser sostenible, debe continuar actuando como proyector de la vida y la evolución. Por esto se debe plantear una teoría y una base de acción, que además de observar y reflexionar sobre los riesgos globales, deba incluir el sentido y la perspectiva dedicada sobre lo que se entiende por validez ecológica tanto para el entorno como para el ser pensar integral humano.

Esto es, se tiene que hacer factible evaluar la función de un sistema natural por su valor ecológico puro en el cual nuestro desarrollo mental esta integrado, y donde el riesgo artificialmente producido es o se hace prácticamente nulo. Y para ello debemos desarrollar un conocimiento base que tenga las características de un proceso de cognición ecológica emergente de nuestra realidad.

 

Fig. Todo intento por lograr un desarrollo integral humano sustentable, depende de la evaluación cognitiva correcta sobre nuestro entorno vivo y nuestra realidad interna como entidades inseparables en constante evolución. Todas las alteraciones producidas por la "sociedad del riesgo global".  afectan también el mundo cognitivo humano; dan lugar a una atmósfera cognitiva contaminada.

 

En la pretensión en conformar una sociedad real del conocimiento, se plantea todo lo anterior para desarrollar en esos conocimientos emergentes el sentido de un valor ecológico trascendental. Este como la expresión máxima de un posible salto histórico-biológico y evolutivo de nuestra especie hacia un nuevo nivel de manifestación existencial conciente, donde las facultades cognitivas además de ser reflexivas, logren, comprender, trascender un nuevo mundo conceptual, una nueva realidad con dimensiones más amplias en su negentropía natural y social.

Esto da ciertas pautas para una perspectiva cognitiva, donde se necesita de una completa revisión de la historia humana, del concepto de sus instrumentos como símbolos de progreso y su proyección futura en busca de la supervivencia. Es en esa revisión que se hace factible separar lo acumulado materialmente del conocimiento neto respecto a nuestro entorno natural, sus leyes físicas, químicas, biológicas y cosmológicas, como un contenido infológico y trascendental.

- Trampas corrientes de la especulación en el conocer.

Nuestro desarrollo cognitivo y nuestra conducta, es producto y resultado de la forma de cómo somos entrenados, educados y adaptados a un entorno especifico: Nuestro mundo conceptual, emocional y somático, dependen de nuestra relación con, y nuestras vivencias en un mundo natural y un mundo cultural, este último con frecuencia muy poco creativo conformado en forma determinista y bastante cerrado en nuestro único afán material; artificial y de explotación o aquel otro posible que esté libre y abierto a todas las experiencias y acontecimientos de carácter cosmológico/caótico: natural.

Como especie, el comportamiento y la capacidad cognitiva del ser humano, es el producto de la evolución y el desarrollo de mas de cinco millones de años dentro de un proceso expresado en lo ecológico y lo biohistórico. Evolución y desarrollo, que han determinado nuestro actual nivel como avanzado y complejo organismo biológico y también como un productor de información de cierto valor, en la observación relativamente inteligente y de procesos cognitivos.

La sociedad industrial, sea ésta de servicios, de información o de redes, en la mayoría de sus aspectos es un retroceso en la forma de interpretar, aplicar y utilizar, el pensar y el trabajo humano. Aquí existe un retroceso en la interpretación de la información y los procesos cognitivos. Un retorno primitivo y reductor al uso, en forma masiva, de la actividad del ser humano especializado como una más de las herramientas mecánicas o repetitivas necesarias para la producción rígida y monótona  aunque se hable mucho de "la sociedad de la información o el conocimiento". Este problema que se ha ido acentuando en las sociedades de mercado de la "Información o de servicios". La automatización, la reducción de personal y la racionalización de costos esta dando lugar a una enorme residual de "seres inútiles", soñadores de lo virtual o de lo sensual y perdidos en los cementerios de la vida. Este es el resultado del modo productivo económico y de alta tecnología en los países desarrollados. Este modo de producción tiene graves consecuencias:

  • Acelera la entropía en los lugares donde se establece.
  • Es insostenible, en recursos naturales y humanos.
  • Divorcia al ser humano de su realidad natural.
  • Hace traumatizado y alienado al ser humano.
  • Crea elites de expertos, que en su extrema especialización, son leales a los designios que su centro de trabajo impone y por ello divorciados de las consecuencias sociales que esta polarización origina.
  • Se hace compulsiva en su estrés por el éxito económico

La única riqueza que libera, es la del conocimiento libre e integral sobre la vida y sus propósitos evolutivos. Desde esa perspectiva cosmológica se puede deducir una practica de supervivencia, ya que la naturaleza del entorno fue abundante y es generosa, simplemente, no conocíamos las posibilidades que esta nos ofrecía en su estado original y por ello, en una sociedad real del conocimiento los objetivos y las perspectivas dogmáticas de alta tecnología tendría otros parámetros más simples y reales.

Cuando el conocimiento humano ya no es únicamente el de supervivencia, sino el de proyección, y trascendencia, el ser humano logra levantarse desde sus raíces instintivas o animales a las de la conciencia humana en armonía con su entorno, es cuando el sistema gubernamental y las normas, técnicas y sociales dejan de tener el significado "magno" o dogmático que tuvieron, son simples herramientas del momento.

- Esquemas para una civilización real del conocimiento.

En busca de un cambio gradual que no de origen a grandes turbulencias económicas, políticas y sociales, se discute actualmente en occidente soluciones bastante radicales, tales como:

  • Una gran disminución de las horas trabajo por semana.
  • Aplicación por ley de una especie de sueldo básico ciudadano.
  • La educación como una actividad productiva.
  • Combinar trabajo y educación bajo un mismo salario.

Planteamientos que señalan en que dirección se mueven hoy todos los intereses productivos para:

  • Disponer de mano de obra cada vez más capacitada, especializada y controlada, para satisfacer el mercado del trabajo del mundo desarrollado. (Mejor conocimiento por áreas, especialmente en las ciencias exactas.)
  • Dar preferencia a la capacidad única o estratégica, aquella que da ventajas económicas o técnicas de competencia a corto o mediano plazo y competir por ella.
  • Formar equipos de conocimiento, capaces de realizar todas las funciones infraestructurales, de racionalización y de movilización geográfica, para actuar con ayuda de avanzados sistemas de automación, información y decisión, frente a cualquier cambio que se haga necesario.
  • Abrir paso al conocimiento interdisciplinario controlado. Es decir disponer de una especie de bufones del conocimiento que actúen bajo el designio económico. (Se desea que este tipo de conocimiento sistémico no se escape de las reglas del mercado de trabajo).
  • Mejorar los sistemas tecnológicos para el perfeccionamiento del uso de la violencia estructurada, indirecta y directa sobre sociedades y países.

Todos estos intereses de acción practica, bajo sus elites económicas, actúan dentro de una especie de estrategia de estabilización forzada, ya que muy tarde, sus actores influyentes se dieron cuenta del peso asumido por sus errores a largo plazo y sus riesgos globales bajo su gigantesca e inamovible infraestructura. 

Debido a los antecedentes anteriores, el autor ve prácticamente como imposibles las transformaciones revolucionarias necesarias para llegar a sociedades reales del conocimiento en Occidente. La esperanza en la conformación y el desarrollo de ese tipo de sociedades, se hacen más factibles en el actual tercer y cuarto mundo (Periferia).

Un esquema básico en la conformación inicial de sociedades del conocimiento seria el siguiente:

  • La distribución del conocimiento en todas sus facetas, para todos y al servicio de todos (Sistema político social-ecológico).
  • La conformación de un sistema infológico, o de conocimiento ciudadano, con apoyo informático, que reemplace totalmente todo sistema económico cualquiera sea este.
  • El sistema infológico es un sistema funcional basado en la información sobre el equilibrio entre el conocimiento de la ecología de nuestros recursos naturales y nuestras necesidades humanas de desarrollo integral a ser distribuidas de acuerdo a la región y al hábitat social ecológico.
  • Las sociedades de conocimiento están dirigidas a conformar una civilización del conocimiento.
  • La biodiversidad es la pauta para la diversidad cultural y la diversidad en el alcance del conocimiento. No es un conocimiento de especialidad; es conocimiento en diversidad y armonía con su entorno natural.

- La  relación sistémica entre lo natural y lo artificial.

Cualquiera sea el avance de la tecnología, de los estudios técnicos o de ciencias naturales, estos son apenas interpretaciones reducidas de la realidad que observamos,  nuestro entorno cosmológico o medio natural contiene y contendrá mucho más en su conformación de alimentar el conocer y permitir nuevos "ordenes" de información mas evolucionada en nuestra mente, por ello que:

  • Es obvio que tanto lo que observamos como sistema natural y lo que creamos técnica  o económicamente son sistemas que existen dentro de los mismos parámetros que conocemos como leyes físicas de la naturaleza.
  • Todo sistema artificial (construcciones, normas, reglas) se encuentra dentro de esa realidad que llamamos naturaleza, pero ningún sistema artificial funciona y se integra dentro de los parámetros que deben regir en lo ecológico o en los de la integridad de la biosfera y su complejo sistema funcional. Todo sistema artificial es un fragmento, una reducción, una degradación o una anomalía visto desde la perspectiva ecológica o la dinámica de la evolución histórica propia del mundo natural.
  • Nuestro Mundo o planeta natural especifico, vital y único dentro de nuestro sistema planetario o cosmológico hasta hoy conocido es Único, ya que en él existe una extraordinaria excepción con relación al resto del sistema planetario: aquello que denominamos vida.

Dentro del proceso biohistórico, el sistema natural de nuestro planeta es un "sistema"  en dinámica cosmológica y en constante evolución, interacción y coordinación con la biosfera.

Un planeta cuyo sistema cosmológico-natural  en su larga evolución,  hizo posible que a partir de una condición netamente física surgiera lo biológico, y dentro de eso que definimos como biológico, surgiera y llegara a conformarse la facultad inteligente y cognitiva. Facultad que hoy nos permiten imitar, reflejar, modelar, construir y reconstruir sistemas, para posiblemente después poder dar emergencia y trascender sobre nuevas realidades.

Aunque nuestros Sistemas artificiales, son sistemas que tienen características propias, estructuradas bajo funciones de uso específico,  siempre están bajo las condiciones, posibilidades, limitaciones y consecuencias que nuestra interpretación del momento da lugar en la dinámica de causa, relación y efecto. Dinámica que rige en las leyes naturales del sistema universal sobre nuestra realidad.

Especialmente, es importante profundizar en el hecho de que durante el desarrollo de nuestros sistemas artificiales; considerando estos como la suma total de artefactos, reglas y condiciones especiales, el ser humano también se ha ido adaptando, desarrollando y transformando de una manera especial bajo ese sistema reductor que lo convirtió en engranaje de una sociedad globalizada económicamente.

- ¿Cual es el camino hacia la sociedad del conocimiento?

No es el avance o la transformación de maquinas o instrumentos que conforman avanzadas infraestructuras técnicas o económicas las que hacen de una sociedad humana una sociedad del conocimiento; Es la transformación cognitiva de cada uno y de todos los seres humanos hacia la comprensión de su realidad conciente y evolutiva.

Ese proceso de transformación interior, hacia la sociedad del conocimiento, esta basado en un exterior social/cognitivo armónico, lo que permite el construir no físico sino de creciente alto grado infológico de la realidad, esto para continuar con el desarrollo y la evolución de la fantástica ingeniería del pensar y del alma humana.

La tecnología de la información o del conocimiento en su uso adecuado,  puede en tal caso,  adquirir un papel complementario en la contribución al desarrollo real y transformador del ser humano.

 

Julio Alberto Rodríguez

  • Gotemburgo, agosto 2007  
  • (Actualizado agosto 2020)

Sociedad del conocimiento, esquemas, segunda parte:

Temas complementarios:

Sociedad del conocimiento y conciencia:
Sociedad del conocimiento y supervivencia:
Sociedad del conocimiento y civilización:

Material de referencia:

- Condiciones cognitivas para un desarrollo sostenible.
- Cognición, Información, Tecnología.
- La globalización del suicidio.

 

 

  Documentos:  | Temas actuales:  | Archivos:  | Pagina principal: