POST-HISTORIA: Perspectiva cognitiva temporal:

 

FUTURO

El Caos y la Tercera Revolución:

 

 

  • Sociedades en conflicto crónico.
  • Paradigma económico social.
  • La globalización de la esclavitud.
  • Confrontación y caos global.
  • La tercera revolución.

 

- Sociedades en conflicto crónico.

Según este modelo de definición posthistórica;  se vive hoy en un sistema de civilización que dio origen y motiva todos los conflictos desde hace aproximadamente 7000 años, vivimos en una cultura de conflicto crónico, esto debido a hechos tan claros como:

  • La economia del crecimiento, el etnocentrismo, el egoísmo y la plutocracia aplastando la generosidad sin fronteras,
  • los intereses de poder jerárquico defendidos por el uso de armas cada vez más sofisticadas,
  • la acumulación material, para ocasionar la miseria mas desesperada e inhumana, junto a la crisis de los recursos naturales,
  • la mentalidad que denigra y prostituye, en su creciente especulación y la tendencia a una hegemonía global de megalómanos frente a billones de esclavos y miserables,

Hechos como componentes principales del conflicto, donde cualquiera de ellos  contiene la suficiente fuerza destructiva, por si sola,  para llevarnos a una catástrofe de enormes proporciones.

Todos estos elementos en conjunto han ido conformando una bomba de tiempo similar a la suma de las bombas atómicas de las "potencias" del mundo actual. Bomba de tiempo, cuyas explosiones anteriores tales como las guerras mundiales no fueron suficientes para despertar humanidad de consciencia, por el contrario, se suma destructividad en la medida que esta, es retardada artificialmente en manos de las fuerzas regresivas y corruptas que manipulan la suerte del mundo.

Por todo lo anterior la catástrofe o el caos es previsible y hasta inevitable, y antes de explotar sobre todas las estructuras sociales de nuestra era, han dado lugar hoy a:

  • las constantes crisis de existencia y convivencia humana,
  • la rápida destrucción de los nichos naturales del mundo.
  • Una corrupción que contamina todo de raiz en las sociedades existentes.

Sin embargo, todo proceso caótico y de conflicto final, si permite la supervivencia aun sea mínima de la humanidad restante, puede dar lugar a un enorme cambio. Y de allí a una probable corrección fundamental del curso de los acontecimientos hacia a una cosmología más consciente y mas humana (esto es mas una esperanza que una verdad afirmada).

En este caso, cuando el caos se extienda por el ámbito global, ningún cambio busca o buscará los parámetros del pasado. La responsabilidad de las sociedades dominantes de hoy estará tan clara y definida que otros tribunales serán los encargados de ajustar las nuevas cuentas.

El caos podría dar lugar a una epopeya, que desde aquel acontecimiento global, estará reducida a núcleos humanos muy pequeños, en busca de diferentes perspectivas, espontáneas, no para estandarizar, ni hacer "efectivo" al mundo como en nuestro caso actual, sino todo lo contrario: odiará todo intento de estandarización, homogeneización y globalización.

- Paradigma económico social.

 Según el presente planteamiento, el origen básico de todos los conflictos sociales es producto de la acción continua de cualquier sistema de carácter económico. Esta condicionante de origen primitivo o bestial es acentuada en nuestra propia especie  mediante la manipulación del recurso a favor del que controla o pasa ser propietario de esos recursos o los "medios de producción" y los acumula en forma crónica y en competencia salvaje con otros.

Este sistema de parasitismo/esclavitud dentro de nuestra misma especie, ha dado lugar a catástrofes humanas que no se limitan a las guerras mundiales, sino al continuo abuso y  sometimiento organizado de la humanidad, bajo la "ciencia" legitimada del "becerro de oro" o la doctrina del Dios Mamón y sus políticas. 

Todo sistema económico altera la relación armónica entre el ser humano individual/colectivo y la naturaleza o biosfera. Es un mecanismo acelerador del egoísmo y la avaricia y por ello contribuye a mejorar el arte de matar o el de hacer la guerra, usar la desinformación para fines de mercado o políticos y la tecnología para colonizar la naturaleza y depauperar la vida.

Los conflictos, por desgracia y hasta hoy son conflictos de un poder económico reemplazando a otro, de modo tal, que la base de ese sistema depredador, sigue existiendo con diferentes mantos, caras o colores (liberal, conservador, socialista, etc. ), ya que nadie hasta hoy se ha dado cuenta que es la simple existencia de aquello que se llama economía, como la causante original del conflicto humano.

Con una tercera revolución:

  • el ser humano podría hacer consciencia del problema del sometimiento de nuestra especie al mecanismo de la economía.
  • Pero, es mas posible que esta toma de consciencia llegue tarde,  por ello el caos de una poderosa civilización al parecer es inevitable. 
  • Pero al mismo tiempo, en el proceso de caos, "los primeros de la vieja jerarquía" Es decir los agentes influyentes del sistema económico, aquellos que había dado origen a semejante esclavitud y su posterior caos, serán perseguidos con zaña por los últimos, ( los explotados, los miserables).
  • "Los responsables" de la catástrofe: ecónomos, dueños de bancos o centros financieros, los grandes enclaves,  políticos, infraestructurales y las etnias que dominaron sobre ellas, serán bárbaramente castigadas.

Pero, si el proceso revolucionario es correcto, buscará diferenciar todo de acuerdo a los nichos ecológico-culturales y de acuerdo con las necesidades fundamentales y naturales del ser humano reducidas entonces por el colapso de los recursos y el choque psicosocial histórico de la humanidad sobreviviente.

Un retorno a la humildad y a una especie de empatía de sobrevivientes podría permitir la recuperación de la evolución perdida y la dignidad del ser humano respecto a su actitud evolutiva y libre en la naturaleza.

Pocos han entendido que las denominadas revoluciones: francesa y bolchevique solo buscaban reestructurar la condición social- política sometidas a una forma de producir material económica para dar lugar a capitales y adecuarse a un aparato ya institucionalizado: la mecanización y después el industrialismo bajo la constante especulación del valor de lo artificial y su continuo crecimiento.

Sí hablamos  respecto de la formación o corta experiencia de la URSS u otros países del Este en realidad no podríamos definir aquellos sistemas como "socialistas" o "comunistas" sino procesos de un capitalismo de Estado sometido a los métodos económicos de explotación humana y basado en los parámetros generales de la "revolución industrial".

- La globalización de la esclavitud.

Tanto el que se hace dueño de los medios de producción como el que es esclavo de esos mecanismos productivos, están sometidos a un circulo vicioso de adquisición y crecimiento del lugar donde producen o de la mano de obra de otros Estados más pobres. Esto en constante competencia con otros "centros de producción" que busca siempre mayor ganancia. El ganador se hace de los recursos o medios del perdedor. Y los esclavos, aunque tengan otro nombre; obreros o empleados, son siempre la carne de cañón. El engaño es tan mayúsculo que la mayoría de esos esclavos y los propietarios también esclavos, creen ser libres y soberanos en su vida y en los actos de su vida, pero su sometimiento es crónico en aquel circulo vicioso.

En nuestra historia cercana y aún bajo los tipos de producción agrícola, la ciudad como centro de concentración demográfica, desestabiliza las agrupaciones menores existentes en torno a la producción agrícola, en esos nuevos centros se reúne y se acumula lo producido en el campo, la tendencia a exigir el aumento de toda producción y de allí, mediante la apropiación de lo producido por otros y ahora acumulado en otro lugar, se da lugar a la primera relación económica con fines de grave especulación y control del poder, tanto en el ámbito administrativo como en el ámbito de las relaciones sociales. 

Adquirir una ventaja material, nace precisamente del oportunismo del intermediario ("el mercader del templo"), condición que ira a ser la base de todas las formas y sistemas económicos posteriores. Las diferencias surgen y después se acentúan entre aquellos que realmente producen y aquellos que ponen un precio a lo producido, estas diferencias y condicionantes dan lugar a su vez a la anormal relación entre los que tienen y los que dejan de tener, entre lo que es propiedad y lo que se convierte en trabajo obligatorio. Las jerarquías no solamente se hacen estables, sino, adquieren, mejores herramientas y las ventajas de tener en sus manos todos los medios de uso de la violencia. Las jerarquías establecen instituciones en todas las áreas de actividad humana, religión, tecnología militar, mecanismos de crecimiento, reglas económicas, gobiernos por dictado o por elección y sistemas políticos son elementos del enorme aparato que se desarrolla en torno al control de los medios de producción, los recursos y el trabajo humano. estas tendencias de explotación pasan a ser regionales y actualmente se imponen globalmente, bajo una efectiva y creciente esclavitud del que trabaja.

 

- La tercera revolución.

¿Por que una tercera revolución?

Porque las anteriores han sido inconclusas. Ya que al referirnos a los grandes acontecimientos de nuestro pasado histórico, aquellos procesos revolucionarios, estuvieron a punto de dar lugar a frutos de correcta evolución humana. Esas revoluciones intentaron cambios profundos hacia la evolución, el desarrollo y la libertad humana con:

  • El primer intento revolucionario, fue el de Jesus, el Cristo, que con su doctrina, movió y quizo motivar al ser humano, los pueblos y la historia hacia la respuesta adecuada sobre el futuro del ser humano. Pero, a este lider lo asesinaron y después, aprendieron a falsificar su doctrina y a usarla para esclavizar aún más al ser humano. 
  • El segundo intento revolucionario  iniciado a partir del manifiesto comunista, ya en sus inicios fue contaminado por el factor económico  y  su corrupción burocrático-política, como un elemento permanente en sus argumentos de orden productivo y de clase social, y por ello, el ser humano paso a ser instrumento de sometimiento al capitalismo dictatorial de Estado y de una burocracia parásita y corrupta.

La tercera revolución, si esta se hace posible, puede ser la que nace de la desesperación de la arrinconada consciencia humana, una necesidad única y definitiva del logro de supervivencia humana.

Una revolución humana real, no es la continuidad de estructuras maquinales o políticas, no es la confirmación de alguna jerarquía material de Estado.

Una revolución global, basada en las necesidades de los humildes y evolucionados, es  fundamentalmente una renovación de los ideales, los valores morales y éticos. Aquellos que el primer y único futurólogo del mundo: CRISTO dejo a la verdadera humanidad como herencia.

Con la revolución global de los humildes y su amplia empatía, los primeros serán últimos, y los últimos primeros. Con la humildad permanente de los que quieren conducir o liderar, se extermina la codicia, la avaricia y el egoísmo.

La humildad revolucionaria, donde el liderazgo significa renunciar a todo beneficio de jerarquía material o de privilegio a favor de los mas necesitados, se da lugar a la más extensa generosidad, la hermandad y la solidaridad entre semejantes y entre los individuos y todo su entorno ecológico. Todo en busca de una convivencia de más alto grado de evolución de especie.

 Actualizado: 2014-01-08. Cristina Tarrella