POSTHISTORIA: Perspectiva cognitiva temporal:

 

FUTURO

 Economía; Maquinas y Esclavos:

  • Economía, máquinas y esclavos
  • Civilización, economía e Imperio.
  • El futuro bajo la bestia económica.

 

1. Economía, maquinas y esclavos

Todo proceso ecológico en este planeta dador de vida, armoniza la dinámica de relación de sus componentes vivos y en evolución cosmológica, dentro de la variedad motivada por la evolución adecuando a esa interacción entre geosfera y biosfera, formando  nichos biológicos adecuandos en armonia con las acaracteristicas del planeta.

Esta condición natural y biosférica, da lugar a la diversidad y adaptación biológica, conformada dentro de enormes parámetros de tiempo/espacio. 

Una diversidad natural, es una correlación natural y vital de redes de intercambio armónico de recursos; causal de mínimos residuos que se reciclan, dentro de una armonía biológica en cada unidad compleja de vida y con una meta fundamental: la continuidad de la vida en diversidad para su perspectiva evolutiva (entropia negativa).

Todo proceso y todo sistema económico es por el contrario, entropico, es decir acumula y descompone, es generador de los fenomenos de macrofagia y necrofagia; más aún cuando es especulativo;  acrecienta residuos muertos en un sector de vida a costa de disminuir, destruir y vaciar otro sector de carácter territorial biológico o estratégico para la vida. Especialmente, cuando sabemos que esta atmosfera de vida es vital para lograr formas avanzadas de evolución y supervivencia. Es decir:

  •  Hasta hoy, todo proceso económico se alimenta de la vida para originar la muerte. Aunque las teorías económicas afirman todo lo contrario.
  • Como definición formal, se debe definir un proceso económico como contrario a todo sistema ecológico.
  • Todo proceso y sistema económico es depauperador al proceso de evolución natural, o a la supervivencia a largo plazo del ser vivo.

Por lo mismo, - No existen economías ecológicas y menos economias para la evolución. -

De acuerdo a este principio, la historia de ciertas estructuras sociales en forma de civilizaciones, (desde hace unos 15000 a 7000 años antes de Cristo), fueron marcadas por etapas de estructuración socioeconómica de gradual "plusvalía" que han pasado a representar mecanismos manipuladores y destructivos de acumulación para la humanidad.

Esos mecanismos para lograr funciones, catalizan y conformaron diferentes instrumentos de violencia estructurada. Sí dentro de las "civilizaciones" en su etapa inicial habían perspectivas humanistas, se conformaron pronto, condiciones inhumanas, que contribuyeron a la deformación y la decadencia de las sociedades,  con ello, cada sociedad tiene un corto periodo de "florecimiento", para luego llegar a la caída y degeneración de sus civilizaciones.

2 .- Civilización economía e Imperio.

Toda civilización al tener su origen, crecimiento, institucionalización, decadencia y desaparición basada en la ECONOMÍA, crea fronteras artificiales de apropiación mezquina, limita sus rutinas de acción y entrenamiento y hacen permanente el egoísmo, la satrapía y la desintegración del desarrollo natural consciente del ser humano. Es decir, es un sistema cerrado, destruye gradual pero inexorablemente la única posibilidad ecológica y cognitiva del ser vivo para un salto trascendente en adquirir mayor consciencia del entorno y del sí como interacción de impulso a la evolución.

El sistema económico en sus rutinas, parasita la vida de unos sobre otros deteniendo el desarrollo mental del ser humano, hasta convertirse en un sistema de sometimiento y retroceso mental.

Hasta hoy casi nada ha cambiado dentro de los circuitos históricos retrógrados  del dominio del "homo economicus" en el transcurso de todas las "civilizaciones". Todas han terminado siempre en conflicto, desastre y caos.

Con la imposición de estructuras económico-sociales, se crearon sistemas artificiales de parásitos y parasitados dando lugar a espacios de vida peores que cárceles. (El carcelero y el encarcelado se someten a la misma rutina)

Cárceles que no son sino limitaciones producidas por la codicia material, reduciendo de esta manera toda relación real entre lo biológico/ecológico y lo social, dentro del sistema natural donde:

  • Las cosas muertas van reemplazando a los organismos biológicos sanos.
  • La vida se convierte en una mera medida económica adulterada hasta su degradación y degeneración.
  • La vida es sometida al "valor" de las cosas muertas.
  • El control de las cosas muertas asesinan toda nuestra creatividad.
  • La sociedad, la nación, la unión estructurada de dominio, son mecanismos que se forman a costa y la depauperación de organismos biológicos en su derecho NATURAL a la búsqueda de una constante evolución.
  • Las "instituciones económicas" limitan artificialmente la cosmología real e ilimitada que la biosfera nos ofrece a ser libres y no condicionados por la apropiación.
  • El núcleo y la base biológica que permite toda existencia, para dar libertad al hombre en su medio natural sin fronteras reales se convierte en fuente apropiada de saqueo y depredación múltiple.
  • Todo proceso artificial pasa a reemplazar la realidad infinita hacia la vida, reemplazándola con una "dinámica instrumental" oportunista, primitiva y estancada; da lugar a un proceso de descomposición biológica.
  • El sistema económico artificial, somete, esclaviza, prostituye y destruye finalmente a los seres vivos, al permitir su cancerígena continuidad.

Al hablar de dueños y esclavos, feudales y siervos, propietarios y proletarios, no se hace sino reconocer la existencia de un mecanismo de dominación que contamina a ambos grupos; incongruente y salvaje; primitivo.

Todo sistema ECONÓMICO es un sistema de esclavitud crónica. Abuso que crece y arrasa en su gigantismo hasta el momento de su ruptura; el momento de su propio caos y destrucción. Mecanismo de destrucción que en una sociedad especifica, da lugar a la desesperación individual y colectiva.

Todo sistema económico desarrolla siempre, estructuras sociales agresivas, regresivas, polarizadas y genocidas.

Desde un punto de vista biológico tendríamos que hablar de un sistema regulador que desarrolla parásitos y parasitados en la misma especie;

  • Esto es aberrante. Toda sociedad económica, cualquiera sea esta, crea una dependencia anormal, enfermiza y destructiva,
  • legaliza la existencia temporal de todo tipo de explotación, alienación, especulación y prostitución
  • y con ello; la miseria mental y física. Todo sistema económico es contrario al sistema  biológico y fisiológico; siempre será un retroceso biológico en lo natural.

Según este modelo de observación:

  • La violencia, guerras y toda las aberración de las sociedades y sobre los individuos tienen su origen en la existencia e institucionalización de cualquier forma de sistema económico.

 

- El futuro bajo la bestia económica.

Por lo anteriormente explicado, el futuro bajo el dominio de cualquier RÉGIMEN ECONÓMICO tienen las siguientes características:

  • Se expande a costa de lo biológico para originar lo económico.
  • En su expansión reemplaza lo biológico por acrecentar todo lo artificial.
  • Anula y destruye la biodiversidad en busca de la "ganancia económica".
  • Es,  por lo anterior, el origen de la violencia directa y organizada.  
  • Usa la fuerza para imponer jerarquías y luego legalizar sus abusos.
  • Hace que las guerras sean brutales, las victimas son inocentes, ya que el juego de la economía desesperada, es crear caos, inseguridad e inevitabilidad, para mejorar "ganancias".
  • Da lugar a "élites" cada vez más pequeñas e ignorantes de su accionar sobre su propia condición humana y entender aun menos sobre la de sus semejantes.

La historia oficial en la educación, describe las sociedades o civilizaciones como estructuras de crecimiento económico, pero es bajo la rapacidad de un sistema económico, que se legaliza ese crecimiento anormal enfermizo y desastroso para toda la humanidad.

Este crecimiento, puede ser más claramente definido como un cáncer para el desarrollo real de la humanidad, ya que desde el punto de vista de los natural/biológico, no permite formas avanzadas de intercambio natural equilibrado al necesitar en su aparataje de crecimiento o de macrofilia:

  •  una pesada infraestructura de reglas y castigos,
  • medios coercitivos, medios represivos y guerras,
  • enormes delimitaciones físicas en forma de edificaciones, caminos, conductos, equipos, cuarteles, armas, gobiernos, soldados, policías, bancos y otros medios destructivos para la vida,
  • tener la facultad y poder de hacer uso de todas las formas de violencia propias, crecientes e inevitables de todo sistema de explotación.

La descripción de la historia de estas sociedades, no apunta, sin embargo, directamente a la economía y su uso como un dogma como la causal responsable de la conformación destructiva. (desde hace más de 7000 años con el surgir del mercader: Explicación religiosa del Dios mamón).

Se habla, más bien, de los "avances" netamente agrícolas o industriales como si esos aspectos habrían sido la causa de las existencias y no las estrategias económicas para arrasar la biodiversidad y asolar los recursos vitales de la tierra, lo que origina los desastres.

Los sistemas económicos se han multiplicado y han ido mejorando sus estrategias destructivas de apropiación:

  • crecen y hoy se han hecho globales,
  • y bajo cualquier pretexto; crean términos de abuso a nombre de democracia, desarrollo, crecimiento, civilización, modernidad, libertad y hasta institución religiosa, definiciones en desinformación que encadenan al ser humano a los designios de la economía.
  • ¿PERO QUE PASARÁ CUANDO LA ECONOMÍA, dentro de su globalización controle todo y con ello, depaupere TODO?

La globalización de la economía es expansión violenta de una enfermedad mortal, una peste, un cancer que ahoga nuestro planeta dentro de su condición ecológica y su biodiversidad, ya dañado por la depredación de estos últimos 300 años de "modernidad y posteriores a la modernidad".

Por las condicionantes anteriores,  nuestro pronostico post-histórico indica que; este sistema será el origen de:

  • La hambruna que ira en aumento, extendiéndose desde la periferia hacia el centro.
  • Las desigualdades entre seres humanos, llegaran a extremos de locura. Lo cual dará lugar a vicios y una corrupción que asola naciones para justificar enormes abusos.
  • En la naturaleza, los contrastes catastróficos entre la sequedad y las inundaciones, serán de tal extremo que hará imposible regular la producción y distribución de recursos o la formación de infraestructuras estables.
  • Los cambios climáticos serán extremos hasta ser insostenibles.
  • La formación de generaciones mezquinas, idiotizadas, llenas de egoísmo y etnocentrismo, llegarán a la destrucción del núcleo familiar.
  • Los conflictos económicos serán bestiales, llenos de rapacidad salvaje.
  • Todas las ventajas técnicas o industriales, con el tiempo, dejaran de tener sentido para ser reemplazadas por la voracidad, la bestialidad y el crimen como únicas armas de supervivencia.
  • Los alimentos artificiales o alterados, producto de la codicia, envenenaran, degradaran y matarán a enormes masas humanas.
  • Las medicinas, además de su espèculación, no podrán frenar nuevas enfermedades y pestes, las que estarán a la orden del día.
  • El aumento de nuevas enfermedades como consecuacia de las acciones instrumentadas y depredadoras.
  • Al existir supervivientes organizados después de una enorme catástrofe, se buscará, en forma justa o injusta castigar los "responsables" de lo que fuera cada "civilización" pasada.

Como quiera que, las "civilizaciones" y sus estructuras sociales, se han:

  • Conformado en torno a los métodos compulsivos de la economía
  • Por lo mismo, son estas las que han dominado, por su violencia y sus guerras en nuestra larga historia,
  • esta forma distorsionada y traumática de vivir ha influido en nuestras existencias durante mucho tiempo dando lugar a la rutina inconciente humana de autodestruirse y a graves deformaciones sociales y hasta genéticas, camino a otras graves alternativas generacionales:

----

Primera publicación: diciembre 1998. /actualizada 26-11-2021/  (Julio Rodher)