SIETE principios para una doctrina de supervivencia: 
 
  • (1). Toda sociedad, en una nueva y clara forma de vivir sostenible, debe dedicarse al Estudio, la aplicación y el trabajo dentro de formas de existencia humana de carácter ecológico social. Es decir una especie de integración entre el comportamiento humano en su entorno y  la dinámica de su entorno inmediato donde este ser produce, conserva y hace sostenibles los recursos naturales en su totalidad y en su proceso de evolución.

 

  • (2). El establecimiento y la ampliación de zonas ecológico sociales protegidas por acuerdos internacionales. Hecho fundamental para evitar la depauperación, el abuso y el saqueo. Es decir el planteamiento organizado y concreto para respetar en forma internacional, territorios y zonas geográficas, allí donde los pueblos deciden existir de una manera diferente e independiente a las existentes por dictado o por presión militar o económica provenientes de cualquier "civilización o supuesto primer mundo".

 

  • (3) El investigar, profundizar y plantear modelos, ideas y teorías para la, real y definitiva independencia de los preseguidos por jerarquías, los esclavizados por el trabajo obligatorio y los prostituidos por cualquier sistema económico.

 

  • (4) El establecer principios que integran, y armonizan nuestra convivencia diaria, hasta hoy vivimos en un consenso de especialistas; aquel que parte con la diferencia entre explotados y explotadores; poderosos y esclavos y se intensifica con la deferencia a la riqueza material, las profesiones y títulos, o hacia aquellos que con sus "galones y rangos" defienden e imponen sus granjerías frente a las necesidades básicas de los pueblos.

 

  • (5) Establecer principios muy claros de gobernabilidad, mientras esta gobernabilidad  sea necesaria, de modo tal que tal situación de momento no sea fuente de esclavitud,  abuso y corrupción sino de entrega y sacrificio por el desarrollo de los pueblos y cada uno de sus ciudadanos.

 

  • (6) Es evidente que no podríamos imponer por la fuerza una forma de vida diferente en Europa o USA, si ese "mundo desarrollado" cree que su sistema de vida es adecuado para ellos. Sin embargo, sí sabemos y estamos conscientes de los fatales y suicidas errores de ese tipo de desarrollo, no podemos acoplarnos al vagón de cola de ese suicidio: por ello; Las bases de una nueva civilización son mas factibles en la periferia.

 

  • (7) Ninguna doctrina política, social, técnica o económica es más importante que una doctrina de la supervivencia, ésta es una base, un fundamento para la vida y el ser humano, y por ello, debe ser la base y el objetivo a realizarse en función del futuro de los pueblos y la evolución de los seres humanos que se adhieran a esta doctrina.

 

        | Red de supervivencia. | Julio Alberto Rodríguez. (Julio Rodher)

 (actualizado: 2015-11-02)