Las GUERRAS de Occidente 

(Profundizando teorías del conflicto humano)

 
En PDF:
 
  • ¿Es social o genético el problema? 
  • El proceso económico histórico.
  • La traumática geopolítica occidental
  • Los hechos  mas que las palabras.
  • Consecuencias actuales y futuras.

- ¿Es social o genético el problema?

El fenómeno conflicto y guerra es atribuido al comportamiento humano inherente. Se plantea que el comportamiento humano destructivo es inevitable, en circunstancias y condiciones específicas para toda la especie humana: Estos expertos que afirman semejante tontería generalizan.

Esta generalización se divide en tres corrientes de estudio;

  • La una, pretende explicar nuestra conducta destructiva como algo instintivo y definido por los  genes de nuestra estructura biológica individual.
  • La otra se refiere a la conducta social y el inevitable grado de egoísmo individual que motiva a todos en la competencia constante por adquirir los "bienes materiales" y lograr un posible nivel de poder en la estructura de la sociedad natural o contractualmente conformada.
  • Ambos aspectos suelen estar combinados, de acuerdo a las conveniencias de ciertas teorías políticas, los estudios a realizar y los intereses que pueden motivar dichos estudios y en especial sus aplicaciones.

Evidentemente, estos planteamientos son temas de interés académico y tienen gran influencia en las ideas de los sistemas sociales imperantes, en su educación masiva y en la ideología que se impone desde y a partir del primer mundo.

Debemos afirmar que cuanto mas efectivamente cerrado, en su mundo conceptual es un sistema social, como "sistema funcional", tal sistema puede entrenar a sus ciudadanos en el desarrollo del egoísmo instrumentado y estructural y con ello, su etnocentrismo, su elitismo y su agresividad que puede llegar a ser ilimitada y crónica;  y por ello se puede generalizar al decir:

  • Las sociedades que tienen el egoísmo y la agresividad como algo inherente (construido) a sus existencias e imprimen esas características sobre sus ciudadanos como algo común, inevitable y generalizado, tendrán el conflicto y las guerras como herramienta necesaria.

Esto se puede confirmar, respecto al entrenamiento constante y efectivo de los "soldados de elite" en un ejercito en su capacidad de matar sin parpadear. Esa actitud, se convierte en un modo de vida y por ello, en esos altos grados de acción instintiva destructiva y condicionamiento permanente, se tiene también las consecuencias de un alto nivel individual de destructividad inherente a todo el grupo que pasa a conformar ese vector de fuerza para esas sociedades, ya como sociedades educadas y constructoras de agresividad.

En principio, podemos afirmar que la capacidad humana al aprendizaje es enorme; el ser humano puede ser entrenado por su medio artificial/social para cualquier fin, de allí es que debemos afirmar, que el aspecto genético es apenas la base o complemento, allí donde se puede construir tanto la destructividad como la no destructividad a partir del medio cultural y social en el cual cada cual existe.

Esta situación, La de la no destructividad (conocimiento aprendizaje, consciencia) es dinámica y es un componente de intercambio constante, interpersonal y grupal para la conformación de una sociedad humana armónica y sin guerras. Es decir una sociedad armónica se hace posible, cuando la competividad de carácter económico se hace innecesaria o desparece por completo, bajo cambios radicales de conformación y convivencia social.

 

- El proceso económico histórico.

Todas las vivencias humanas son resultado de la acción visible y no visible del comportamiento humano. Es decir la relación entre el conciente y subconsciente humano; La tradición y la legitimidad como parte no siempre visible puede haber sido conformada de antemano, para convertir a todo ser humano en un colectivo, en soldado,  pragmático,  egoísta o asesino actuando cómodamente bajo el peso de sus "costumbres" sociales legitimadas por la autoridad.

Las estructuras gubernamentales jerárquicas se hacen legítimas al entrenar a sus ciudadanos, los cuales deben ser reconocidos, premiados o castigados de acuerdo a su grado de legitimidad ante la máxima autoridad también auto legitimada. Todo sistema de sometimiento, es un sistema que reduce las facultades del desarrollo de lo conciente en cada ser humano, para acrecentar lo no consciente, mediante la ciega obediencia  y dar lugar a la organización de lo destructivo y lo competitivo como algo necesario.

Con lo anterior no se quiere afirmar que el ser humano en su estado natural es un ser pasivo, todo lo contrario, puede ser muy activo en la construcción del desarrollo del si mismo individual el sí mismo social, como lo muestra la historia de agrupaciones que supieron existir durante miles de años bajo el espectro de una especie de macro socialismo en relación armónica con los recursos del entorno natural.

Nuestra nueva teoría sobre el conflicto humano es de carácter histórico: Hace más de 7000 años atrás, surgía la primera religión monoteísta: unas tribus de nómadas, los hebreos, que en su constante movimiento, en lo básico dieron lugar al comportamiento mercantil o económico, conformando una cultura religiosa etnocentrista, gradualmente convertida en ley suprema, basada primero en símbolos económicos, muy cercanos a sus transacciones. Ya que los hebreos son los primeros mercaderes organizados en aquella primitiva época, dieron ellos lugar a reglas jerárquicas de un orden religioso y económico diferenciador. Impregnan con sus ideas y normas, todas sus actividades, e influyen o imponen esa su ideología en otros grupos no hebreos, por aquellas regiones donde ellos recorren y hacen sus transacciones. Sus actividades base, une a todos los hebreos como grupo, en una especie de "nación etnocéntrica" nómada bajo reglas religiosas. Esta antigua religión de dominio y control, se hace un mecanismo impositivo de carácter social, es una herramienta del poder, donde el valor de lo supremo y la imposición a la obediencia es su objetivo, que además de dar cohesión al grupo, se proclama ser selecto, único y elegido, para lograr "premios materiales" y  usa su sistema de imposición y de crecimiento unipolar a sus intereses materiales frente a los del resto de lo incluido en su contexto.

Esta ideología de carácter originalmente religioso, que impone una organización claramente diferenciadora. Selectos y ordenados por su Dios, se dan los hebreos, el derecho a ser dueños (propiedad privada) de todo lo existente en el entorno, incluyendo los seres humanos "no elegidos". Se sanciona a nombre de ese su extraño Dios, todo, y desde luego, se origina una problemática histórica de confrontación y conflicto ideológico continuo basado en la posesión material de los recursos como un premio a ganar a "cualquier precio".

- La traumática geopolítica occidental

Con lo anterior, se irá a dar una explicación psicosocial sobre la compleja situación en la geopolítica mundial originada por el desarrollo y crecimiento del primer mundo u occidente, como una continuación de la ideología del progreso material basada en la explotación del hombre por el hombre.

Los estudios de psicología básica,  indican que el ser humano se mueve y actúa en su entorno bajo el influjo de sus estados, conscientes, subconscientes e inconscientes. Al igual que un témpano de hielo, la parte del consciente humano, es similar a la parte visible de un témpano de hielo sobre la superficie del mar, el resto, es decir los niveles subconscientes e inconcientes se encuentran por debajo, es decir; sus acciones no conscientes basadas en las costumbres adquiridas, las tradiciones, lo aprendido como norma, lo entrenado dogmáticamente y lo explicado mediante un sistema jerárquico y disciplinado de información,  mueven el ser humano en su acción rutinaria y su plano no siempre consciente.

 
 

Esto, nos permite explicar a grosso modo la problemática estructurada y de expansión originada por Europa y después por occidente en el mundo actual.

El peso muerto que sobrecarga al ser humano en su carrera cada vez mas hundida "bajo la superficie",  (debido al afán traumático por lo material y su disfunción economía)  indica que las actuales definiciones sobre desarrollo, son lo contrario del desarrollo humano real, y  en este caso desarrollar no es evolucionar.

Ya que el sentido de la evolución esta arraigado al ser que enfrenta su entorno vivo y cosmológico en condiciones constructivas, y logra un desarrollo consciente, en circunstancias naturales, solidarias y normalmente humanistas.  Ese ser, se hace integrado a medios dinámicos, con esfuerzos de inteligencia que se salen de la caparazón estática y protegida, fuera del marco de la violencia estructurada de cualquier sociedad establecida, rutinaria, mecánica o normativa. Es decir la perspectiva positiva de la evolución humana se dirige siempre a lograr mayores grados de consciencia individual y social sobre su entorno natural/social y de allí la armonía en la relación individuo versus entorno.

En consecuencia, en toda nuestra acción y reacción en el marco del medio social/económico impuesto culturalmente por el primer mundo, vivimos y desarrollamos nuestra diaria existencia motivada por la estrategia acumulativa y por ello de violencia estructurada.

Las estructuras sociales del dominio de hoy, son estructuras de enorme peso físico, cargando el subconsciente y la parte instintiva del ser humano, esto bajo los dictados de continua acumulación material e instrumentada al crecimiento extensivo de lo material. Y por ello el conflicto entre seres humanos es un fenómeno crónico, continuo y agravado por la necesidad del conocimiento dedicado a la competencia y los medios de conquista y guerra en diferentes áreas y niveles de acción (guerras económicas, ideológicas, territoriales, armadas y de sometimiento cultural). La competencia material es acompañada por diferentes grados de agresividad, métodos de fuerza y finalmente estrategias de guerra indirecta o directa.

En realidad, cualquier sistema social bajo el dominio de cualquier sistema económico, da  lugar al uso de la continua violencia, la cual se hace "necesaria" e inevitable, para alimentar el aparato de poder. Por ello la guerra en estos sistemas es un fenómeno constante. Si se habla de paz en estas sociedades del egoísmo, se habla en realidad de una guerra de bajo nivel o de "baja temperatura". Ya que los métodos de combate económico y de competencia para derribar a los mas débiles es algo constante, algo crónico, algo que esta integrado a  "las reglas del juego".

Bajo las normas de existencia actuales, aquel país o región geográfica que vela por sus intereses de paz e independencia, no puede pensar en la paz sino como una estrategia de simulación o falsificación ya que las diferentes formas de agresión desde aquellas regiones con intereses de crecimiento, competencia e imposición son algo permanente. Por ello tanto las regiones con tendencias endógenas al protegerse y las exógenas al agredir,  se encuentran en permanente estado de guerra, otra realidad no existe.

Únicamente cuando el sistema de dominio actual sea totalmente desmontado desde sus cimientos, será posible hablar de una ideología de paz basada en la cooperación y en la trascendencia y no en la competencia y la agresión.

La geopolítica occidental, es guerrerista aunque allí todo el mundo hable de paz.  La geopolítica de occidente es agresiva y es materialmente competitiva porque su infraestructura artificial esta basada en el crecimiento continuo de lo material y no de lo humano, esa geopolítica esta basada en la intensión de globalizar su economía y hacerse dueña de los recursos de la tierra, en manos de las pocas elites de seres que la componen con una cada vez menor humanidad contenida en sus consciencias.

La historia de las guerras, llamadas mundiales, son un alerta brutal y suficiente para entender la sicopatología de los que han conformado la proyección histórica de occidente. La historia de las otras guerras o la de la guerra fría, no son sino alteraciones de nombre, son una forma de encubrir los diferentes y cruentos conflictos, dictaduras y genocidio provocados por esta "civilización" sobre si y en especial sobre la periferia.

Sabemos al mismo tiempo,  frente a un cambio radical, que existe una potencial posibilidad de evolucionar, proceso más complejo, más consciente que normalmente tiene otros parámetros diferentes al fenómeno de acumular/depauperar materialmente. Pero tal proceso no es aplicable, ni es una posibilidad bajo la presente geopolítica de dominio estructurada por la actual civilización de primer mundo.

 - Los hechos  mas que las palabras.

"No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buenos frutos.. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno.."

"Nuestra casa (El planeta) es casa de oración (evolución); Más vosotros la habéis convertido en cueva de ladrones.."

Enfrentando la destructiva ideología del poder y el de la explotación del hombre por el hombre, mediante la acumulación y la esclavitud humana; (Judaísmo y los dogmas del Antiguo Testamento) Surgía, mediante Cristo, la ideología de la LIBERACIÓN del ser humano. Este proceso de liberación debería iniciarse en la mente de cada cual, en lo ideológico, lo cultural, para con ello y en consecuencia construir una sociedad de solidaria hermandad.

Por el contrario, con la religión evolutiva, (o evolutivas, si incluimos el Budismo y el Hinduismo como ideologías del desarrollo individual y social) , se plantea de acuerdo a la documentación sobre Jesucristo, el entendimiento humano. Entendimiento, basado en el sano desarrollo interior, conciente, armónico del individuo, con los otros individuos y con su entorno social y natural. Los cuatro o mas evangelios sobre Cristo, son testimonios revolucionarios, los que,  pese a sus alteraciones, contienen un autentico mensaje de liberación humana.  Y desde luego, sus textos son muy diferentes o contrarios al planteamiento de la religión impositiva del "Antiguo Testamento" es decir:

  • La religión evolutiva, es como el primer manifiesto revolucionario. Es la historia de las Bases y Principios de una nueva conducta evolucionista que se debe definir cristiana únicamente a partir de la existencia y los planteamientos de Cristo o Jesús el Cristo.

Esta nueva ideología del comportamiento humano y la construcción dinámica de su futuro, fue combatida por las formas ideológicas impositivas, en especial el judaísmo y las sociedades basadas en el egoísmo. El poder del sistema impositivo en la historia de la actual civilización, es tan grande, que siempre ha logrado infiltrarse en otras religiones evolutivas, para mediante la manipulación legitimar sus formas Imperiales de conducta.

  • Es el fariseo neto el que  controla y apoya regimenes políticos de explotación del hombre por el hombre, mediante el respectivo poder económico y la desinformación adquiridos mediante su aparato de violencia estructurada.
  • A Cristo lo crucifican precisamente porque fue él, aquel "hijo del hombre" que señalaba claramente el verdadero origen del mal en la conformación de las sociedades humanas.

¿Hasta que punto se hizo posible que una vieja doctrina religiosa impositiva y destructiva, impregnara la vida social y política de las sociedades en la historia de la humanidad?

La respuesta o respuestas a esta pregunta, explica como se conforman los fundamentos de todas las formas imperiales de poder y esclavitud durante nuestra historia.

La dinámica de la intervención económica hebrea o judía durante miles de años, tanto en el auge como en el colapso  de los Imperios, fue la espina dorsal de las formas imperiales hasta hoy conocidas. Esta doctrina dio lugar a grupos e instituciones religiosas/étnicas y políticas elitistas, en su especial situación de defensa del poder y los privilegios dados a los "elegidos" por orden "divino".

El despertar ante la verdad de estos hechos que son la base de las sociedades impositivas actuales, es un choque depurador, ya que descubrimos que estamos viviendo bajo una pesadilla histórica de muchos miles de años, donde el subconsciente colectivo de los pueblos  y sus sociedades fueron entrenados y deformados para concebir y vivir en monstruosidades sociales, que impiden el uso del sentido común de supervivencia y de solidaridad humana necesario para nuestra supervivencia, evolución mental y social.

Muchas ideólogos (Por ejemplo, Marx) generalizan al señalar todas las religiones son causantes de los desastres humanos. Estos planteamientos son muy simples, ya que muchas religiones presentan claros planteamientos de evolución humana. Planteamientos que más bien fueron mal utilizados como anzuelo por aquellos que siguen dominando mediante la vieja instrumentación impositiva de dominio: ESA; la de la ideología del Antiguo Testamento.

En el camino de expansión de la cultura occidental, psicopatológica, impositiva en su estructuración, se impuso la globalización de su cultura,  cultura globalizadora de la explotación, globalizadora en la extensión de la miseria humana, pues mientras unos, las victimas, podían ser asesinadas, torturadas, vejadas y entrenadas a aceptar regimenes de explotación y esclavitud, los otros, los elegidos del poder se convertían en verdaderas bestias amorales, bestias parasitas, retrógrados subhumanos.

El hecho de que la doctrina concretamente cristiana haya sido adosada a la religión impositiva judaica  o hebrea, o sea, representada por instituciones jerárquicas que se adosan el nombre de cristianas o católicas; fue la mejor estrategia de desvirtuación y falsificación de la doctrina emancipadora de Cristo.

  • La doctrina revolucionaria iniciada por Cristo, al ser unida a la doctrina reaccionaria del Antiguo Testamento, fue y es tergiversada. Convertida en la Institución del uso de la obediencia constante de los muchos, a los poderosos y sus abusos. Determina que los cristianos pasen a ser los corderos obedientes de "los representantes de Dios en la Tierra".
  • Se inician una serie de instituciones brutales y de uso del poder de unos sobre los otros, al mejor estilo esclavista, esta vez mejor organizado.
  • Se estudia el prototipo de la explotación del ser humano a partir de las instituciones religiosas, para luego traspasarlas a los reyes y después al Estado bajo un supuesto "contrato social".
  • La visión retrograda, etnocéntrica, jerárquica y abusiva de la ideología del Antiguo testamento pasa  a ser "legitimada" por los gobiernos, bajo la idea del orden institucional y cada individuo renuncia a sus derechos naturales y de sentido común individual.
  • El aparato de poder establecido, se  va estructurando en el subconsciente de los pueblos, y obliga a todo el mundo a pensar que el ser humano funciona únicamente bajo un orden establecido y sus representantes en los diferentes estratos de esa sociedad.
  • El ser humano se hace un imbécil, un ser pasivo o agresivo, ya no armónico. Y por ello se hace necesario el uso de un sistema con diferentes formas de violencia; directa, indirecta y estructurada; comunicativa, educativa, organizada y verticalmente estructurada.

En la historia de la humanidad han surgido muchos intentos de rebelión contra el sistema impuesto, sin embargo, todos son descritos por los actores influyentes del sistema impositivo,  como hechos terribles. Para ellos fueron terribles ya que son el germen del ideal humano por la vida, la libertad, la hermandad y la evolución frente a quienes mantienen el traumático sistema de poder en sus manos.

- Consecuencias actuales y de futuro.

Mediante la especulación en torno a los recursos artificiales frente a los naturales vistos con un valor neto despreciable, junto al enorme valor  que se da al uso de la violencia directa, indirecta, estructural y organizada. Condiciones estas, establecidas como normas de acción, se va degradando al ser humano,  encerrado en los diferentes habitáculos de su sistema muerto y cerrado, este "ser" se hace un ente desesperado,  agresivo o sumiso; pasa a ser algo parecido a un animal de zoológico, o un animal domestico de una granja automatizada. Un ser engañado y alimentado en un completo mundo virtual de ilusiones y de artificios.  Estos seres existen en un medio social contaminado natural y mental.

El subdesarrollo mental/consciente del ciudadano de primer mundo se ha hecho mayor en la medida que los medios de la violencia estructurada se han hecho mas efectivos y diversificados. Cada ciudadano es controlado en todas sus acciones sean estas productivas, comunicativas o "libres". Solo falta el "chip" milagroso instalado en alguna parte del cuerpo de cada  individuo que sepa dirigir a cada cual bajo las "bondades del sistema gobernante". Y bajo esa efectiva cohesión y organización cibernético humanoide conquistar el resto de lo vivo, ya que la economía global necesita comerciar incluso con la mente/cuerpo de todos los seres aun vivos.

Que no sorprenda a nadie de aquellos que aun tiene su libre albedrío relativamente intacto, que esta macabra explicación sobre la expansión "de la maldad" de un sistema social, por los menos entendidos, únicamente podría ser atribuida a un libro de ciencia ficción, allí donde una raza alienígena logra encontrar el mejor elemento para el suicidio de la raza humana mediante: la economía como aceleradora del egoísmo, la agresividad, la destructividad y las guerras permanentes del ser humano.

Las batallas o las guerras nunca fueron frías, siempre son brutales, siempre han existido victimas, de la estúpida civilización que se impuso desde el oscurantismo hasta nuestros días.

Las tensiones aumentan, la guerra ha hecho presa de los países musulmanes. Una guerra del mas cobarde abuso, una guerra de carácter fascista porque los unos están armados hasta los dientes de lo supermoderno, los otros de valentía, bombas caseras, dinamitas y suicidio.

Nunca antes la moral mundial humana se había hundido a tan bajo nivel, pues hasta los que contemplan como "neutrales" tienen vergonzosa responsabilidad en esta tremenda barbarie.

Pueden ser las bolsas occidentales, pueden ser los intereses regionales de primer mundo los dedicados a estas labores y hoy ya envalentonados provocan militar y económicamente a Rusia o tratan de debilitar a China, aunque ambos países actualmente  sean tan capitalistas  y tan poco conscientes del verdadero potencial humano de futuro para una forma de existencia y de evolución individual/social soberana y libre.

Ahora, es el mundo árabe/persa, victima de la agresión por el hecho de que allí hay petróleo e intereses de ocupación, el África lo es ya hace mucho, cualquier otro día La guerra "caliente" llegará a América Latina.

Las guerras aun no se llaman mundiales, porque no son tan "importantes" como cuando el primer mundo pelea en su propio territorio. Se acerca sin embargo, el momento por ellos mismos originado y claro esta, esta vez  se verá esta guerra última, ya por otros, no como una tercer guerra mundial sino, para recordar a sangre y fuego lo absurdo y brutal del hecho, pase a ser denominada "la guerra del final de occidente".

 

Julio Alberto Rodríguez (2008-11-27)

Actualizado para Supervivencia: 2010-07-15